Cómo vestir para el trabajo

Solo hay una oportunidad para causar una buena primera impresión, y esto cobra mayor importancia cuando se trata del ámbito profesional. Después de un verano lleno de diversión y excesos, Ted tiene que volver al trabajo. Por ello, está en plena búsqueda del armario profesional perfecto, y quiere que le acompañes…

Ver Ropa de Oficina

Cómo vestir para una reunión de trabajo

Qué ponerse para una reunión de trabajo no tiene por qué ser complicado. Ted lo sabe todo sobre cómo crear una buena impresión y quiere compartir contigo todos sus trucos. Lo primero y más esencial de todo: ten una apariencia cuidada. Puedes llevar el traje más sofisticado y elegante de toda la oficina, pero si tienes restos de labial en la manga o migas de ese croissant tan delicioso que has desayunado esta mañana en la camisa no parecerás profesional. Para estos casos Ted recomienda un conjunto formal de dos piezas, ya sea una blusa elegante con una falda o pantalones culotte con un top formal. En cuanto al color, apuesta por una paleta de colores neutros. Tonalidades sutiles y accesorios pequeños y delicados son siempre una combinación ganadora, y opta por uno de los estilosos bolsos de Ted para rematar tu look a la perfección.

Cómo vestir para una oficina formal

Ted es de la opinión de que formal no tienes por qué significar aburrido. Si en tu oficina el código de vestimenta es formal, apuesta por prendas de sastrería en tonalidades neutras. Hazte con un fondo de armario de vestir para el trabajo que no te quite mucho tiempo por las mañanas y puedas combinar de varias formas diferentes. Busca inspiración en la selección de blazers y vestidos estructurados de Ted. Para ir a la oficina, los hombros cubiertos son siempre una opción inteligente y los bajos de los vestidos y las faldas deberían cubrir, como mínimo, hasta la rodilla (tenemos que dejar las minifaldas para el fin de semana). Por las mañanas, simplemente elige qué te apetece ponerte ese día y asegúrate de que todo está perfectamente limpio y planchado (y ten cuidado con las típicas manchas de pasta de dientes en el último momento).

Cómo vestir para una oficina casual

Si el código de vestimenta en tu oficina no es muy estricto, es la oportunidad perfecta para hacer que brille tu estilo personal. Los conjuntos casuales para oficina son muy sencillos, pero, recuerda, como para cualquier otro conjunto de oficina, quieres tener una imagen profesional y apropiada (esto significa que los crop tops y los vestidos cortos no son una opción). Apuesta por camisetas refinadas y blusas, y combínalas con faldas midi, pantalones modernos o, incluso, vaqueros formales. Evita los vaqueros rotos o cualquier tipo de prenda desgastada y opta por un bonito par de zapatos planos o botines.

No olvides los accesorios en tus conjuntos de oficina

Ted sabe que los pequeños detalles marcan la diferencia, así que asegúrate de tener una selección refinada de accesorios para rematar tus conjuntos de oficina con estilo. Un bolso shopper formal es una incorporación muy práctica a cualquier look, ya que ofrece gran cantidad de espacio para tus básicos del día a día, además de aportar un toque femenino y chic a tu conjunto. Los zapatos pueden llegar a transformar tu conjunto por completo, así que apuesta por una selección con estilo. Quizá quieras llevar un par de zapatos de tacón en el bolso, nunca sabes cuándo te van a proponer tomar una copa después del trabajo…