Guía de vestidos de invitada de boda

Te has reservado la fecha y has confirmado asistencia, pero ahora queda lo más difícil: elegir vestido. Eres una chica con suerte, Ted tiene los mejores vestidos de invitada de boda para cualquier situación, independientemente de si te toca sentarte en la mesa nupcial o simplemente vas para comer jamón y beber champagne (eso sí, despampanante).

Comprar ropa de boda para mujer

Qué ponerse para una boda de verano

Casi todos los invitados lo desaprueban, pero a la gente le encanta casarse en pleno verano. Veamos el lado positivo, podrás lucir uno de los vestidos de invitada de boda de verano de Ted. Cuando se trata de decidir qué vestido ponerte para una boda de verano, el lugar es clave. Si la boda es por la iglesia, se requiere cierta discreción (hombros cubiertos, vestidos a la altura de la rodilla como mínimo), pero tejidos ligeros y siluetas rectas o amplias pueden ayudarte a no pasar tanto calor. Los vestidos con estampados de flores son una opción segura y con estilo para llevar en una ceremonia tradicional. Por otro lado, están las bodas al aire libre o en la playa. En este tipo de bodas, y teniendo en cuenta el calor, los invitados pueden vestir un poco más informal. Los vestidos vaporosos y de tirantes te harán sentir la invitada mejor vestida de toda la playa.

Comprar vestidos de verano

Qué ponerse para una boda de invierno

Las bodas de invierno se están volviendo cada vez más populares, y es cierto que vestirse para una de ellas puede resultar todavía más difícil. Los vestidos de invitada para las bodas de invierno deberían cubrir un poco más y ser de colores apropiados a la temporada (los favoritos de Ted son el gris, el burdeos y el azul marino). Los vestidos de manga francesa o de manga larga son una opción muy práctica y elegante, y, en lugar de tejidos vaporosos y ligeros, puedes optar por encaje, terciopelo o hasta lentejuelas. Como el fan número uno de lo inesperado que es, Ted es defensor de los vestidos de fiesta cortos para ir a una boda de invierno, llevándolos con medias opacas y zapato cerrado.

Comprar ropa de invitada de boda

Vestidos de madrina – Vestidos madre de la novia

Si te han nombrado madrina, lo que normalmente significa que eres la madre del novio, o, por el contrario, es tu hija la que va a ir caminando hacia el altar, la presión para ir bien vestida es incluso mayor. Tradicionalmente, el vestido de la madrina debía ser siempre largo, ya fuera una boda de día o de noche. Actualmente, esta regla no es tan estricta, pero lo que sí es unánime es que el vestido de la madrina (y el vestido de la madre de la novia) debe ser discreto, sencillo y elegante. Por protocolo, y a no ser que la novia decida lo contrario, el blanco está prohibido, y, como estamos de celebración y no de luto, el negro tampoco es una opción. Los colores más apropiados, y, a decir verdad, los más favorecedores, suelen ser los colores pastel. No olvides los accesorios. Deben ser discretos, pero, como en cualquier look, deben estar ahí. Apuesta por estilos sobrios y elegantes que vayan en línea con el vestido.

Comprar ropa de boda para madres

Vestidos de damas de honor

Tanto si te han nombrado oficialmente dama de honor o sencillamente eres de las amigas cercanas de la novia, seguro que es un momento muy especial para ti y sientes la presión de ir perfecta para la ocasión. Por suerte, hoy en día las opciones son infinitas y Ted tiene para ti todo un universo de estilos, desde tradicionales vestidos de damas de honor largos hasta modelos cortos de estilo más contemporáneo. Una opción que les encanta a las damas de honor modernas es vestir todas del mismo color, pero cada una con un estilo de vestido diferente. A la hora de elegir el color, hay que tener en cuenta los diferentes tonos de piel de las damas de honor y encontrar uno que favorezca a todas. También puedes jugar con las diferentes tonalidades (más frías o más cálidas) del color elegido y verás que pueden marcar una gran diferencia. Como para cualquier invitado, el lugar es clave a la hora de elegir qué te vas a poner. Vestidos largos y pesados quizá no sean la mejor opción para bodas en la playa ni escotes de pico de infarto sean muy bien vistos en la iglesia.

Comprar vestidos de dama de honor

Vestidos boda de día – Vestidos boda de noche

Después de “¿qué me pongo para una boda?” llega la pregunta del millón: “¿es una boda día o una boda de noche?”. Hay ciertas reglas de protocolo en cuanto al código de vestimenta dependiendo de si es de día o de noche, pero nada demasiado estricto. A fin de cuentas, lo importante es que te sientas cómoda con lo que llevas. Si se trata de una boda de día, lo habitual es llevar vestidos cortos o midi, de telas vaporosas y colores predominantemente claros o intensos, pero no oscuros. Si es de noche, es más habitual llevar vestidos midi o largos, con siluetas más formales y, quizá, adornos, como lentejuelas o pedrería. Cabe mencionar que, aunque no hay nada establecido al respecto, el negro (y prácticamente cualquier color) es completamente aceptable para llevar a una boda de noche. En la mayoría de las bodas, ya sean de día o de noche, el código de vestimenta es, dentro de unos mínimos, libre. La mejor opción sería apostar por un outfit que sea cómodo y elegante a partes iguales, se trate de un vestido, un mono o un traje de dos piezas. No olvides la comodidad, te arrepentirás de llevar ese vestido que no te deja respirar o esos zapatos que, sí, son muy bonitos, pero con los que no puedes dar ni un paso cuando llegue la hora del baile.

Comprar vestidos para eventos

Accesorios de invitada de boda

Ningún outfit está completo sin accesorios y, como no podía ser de otra forma, Ted tiene una variada línea de joyería, bolsos y zapatos para invitadas de boda a tu disposición. Un bolso de mano es un esencial en estos casos, solo tienes que asegurarte de que tendrás espacio suficiente para el labial, el móvil y, quizá, un paquete de pañuelos (en algunas bodas no se para de llorar, ya se sabe). En cuanto a los zapatos, ten en cuenta en qué clase de terreno vas a estar. Si vas a estar en un lugar cerrado, un zapato de tacón fino es siempre una opción acertada. Pero si, por el contrario, vas a estar al aire libre y, muy probablemente, pisando césped, opta por un tacón más ancho. ¿Boda en la playa? Ted te recomienda unas bonitas sandalias planas para bailar toda la noche sin preocupaciones y, más importante, para no hundirte en la arena.

Comprar accesorios de boda